2/1/15

De sensaciones



La dulce perversión inicia
mucho antes de tu llegada.
Desde el instante en que,
me envías con la brisa
... tu caricia.